Avda. del Ferrocarril, 6. Dpto. 5 48013 BILBAO. Tel. 946 75 76 30
Ana Fernández Salas

Psicóloga adultos y niños por la UAB. nº colegiada CV08719. Diploma en Psicología de la Educación UAB. Postgrado en Asesoramiento y Orientación Psicopedagógica UAB.

Psicomotricista por la ASSEFOP.

Formadora y Educadora de Masaje Infantil IAIM-AEMI. Socia nº 12. Co-creadora del Programa “Masaje y Juegos”. Educadora de “El Tacto Afectivo en la Educación Infantil” ATAEI.

 

Psicología y Terapia Emocional

  • Atención psicológica adultos
  • Atención y orientación infantil
  • Asesoramiento y acompañamiento a la familia

Atención psicológica a adultos

Asistir a sesiones individuales de psicología:

  • No es locura, como dice directa o indirectamente una parte de nuestra sociedad.
  • Es querer empezar a ver lo que sucede desde otra perspectiva, ya que lo que hasta ahora se ha vivido de una determinada manera, no aporta bienestar y felicidad.
  • Es tener el valor de mirarse y descubrir aquello que se evita afrontar, pero que arrastra a un lugar que aporta dificultades.

Pienso que lo que verdaderamente hace que el trabajo en psicología con adultos funcione, son las ganas de la persona de estar cada día mejor aunque para ello haya que transitar caminos difíciles. Como psicóloga, mi papel es acompañar en ese camino orientando hacia un nuevo lugar y dando apoyo en los tramos en que aparecen dificultades.

Atención y orientación infantil

Los niños y niñas viven el mundo de manera diferente, pero a la vez influenciado por el mundo de los adultos. Hay momentos en que ante las dificultades, pueden tener problemas a la hora de expresar y elaborar lo que les está ocurriendo. Es importante adecuarse al lenguaje de los niños y niñas para poder entenderles y ayudarles de manera correcta. A través del movimiento, del juego, de la expresión artística (dibujos, plastilina…), de la escritura/lectura… ellos expresan sus intereses, sus bloqueos, sus preocupaciones, etc. Y es a partir de la escucha activa de la psicóloga y de sus recursos como profesional, desde donde se puede realizar una intervención adecuada para superar esos nudos que no permiten avanzar. Cuando esto ocurre el niño/a empieza a crecer no solo cognitivamente sino también emocionalmente y corporalmente. Y además realiza un aprendizaje de vida importantísimo: vivir las dificultades, afrontarlas y superarlas.

Asesoramiento y acompañamiento a la familia

Lo que ocurre a un miembro de la familia, afecta a toda la familia. A menudo queremos negar esta realidad, pero ella se impone y cada vez de manera más potente si no le hacemos caso. Asumir este hecho sin culpabilidad y confiando en el amor familiar, abre una posibilidad nueva de relación. En el caso de familias con hijos, el desconocimiento del mundo infantil puede agravar la preocupación por el funcionamiento familiar. Es verdad que los niños y niñas no vienen con un Manual de instrucciones y es muy cierto que cada niño/a es único, como lo es cada familia. Pero también es cierto que el conocimiento sobre las emociones y los vínculos que se mueven en la familia, ofrece unos recursos muy valiosos para afrontar el día a día, de una manera más llevadera y positiva.